La automatización de procesos en el sector Salud

AdeA   junio 2022

El sector Salud se enfrenta a grandes desafíos a los que difícilmente podrá hacer frente sin el apoyo de las nuevas tecnologías. La explosión de datos a la que ha de responder impone la necesidad de sacarles el máximo partido en beneficio de la salud pública. De hecho, a finales del año pasado el Gobierno anunciaba el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) para la Salud de Vanguardia, dotado con casi 1.500 millones de euros de inversión público-privada, en el que uno de los objetivos pasa por contar con un Sistema Nacional de Salud (SNS) digital.

La automatización, el futuro de la sanidad

El PERTE del Gobierno, que persigue disponer de una base de datos integrada que permita la recogida, el tratamiento, el análisis y la explotación de los datos procedentes de las distintas fuentes para mejorar la prevención, el diagnóstico, el tratamiento, la rehabilitación y la investigación, no sería posible sin las nuevas tecnologías de automatización, tanto RPA (Robotic Process Automation) como de Inteligencia Artificial (IA).

Gracias a su combinación, los profesionales sanitarios pueden anticiparse a los hechos, realizar diagnósticos mucho más seguros y precisos y adoptar las mejores decisiones tanto en el ámbito de la investigación como de la asistencia sanitaria.

automatización en el sector de la salud

Qué ventajas proporciona la automatización a pacientes y profesionales

  • Mejor calidad de la atención. No solo es posible agilizar los tiempos de respuesta sino, además, dotar a la atención de mayores niveles de personalización sin requerir de intervención humana para ello.
  • Aumento de la productividad. El personal administrativo y sanitario puede liberarse de ciertas tareas repetitivas, lo que les brinda la oportunidad de destinar su tiempo a más labores relacionadas directamente con los pacientes.
  • Pacientes más satisfechos. Derivada de las dos anteriores, los pacientes terminan mucho más satisfechos con la atención que se les presta. La experiencia del paciente se ve mejorada y más personalizada. Además, el paciente se siente arropado desde su primera interacción, en la que percibe que su interlocutor conoce su historia previa.
  • Privacidad de los pacientes. La automatización de los procesos de salud permite que no sea necesario que los datos privados pasen por tantas manos; el sistema puede clasificarlos, extraerlos y explotarlos de manera automática, dando acceso exclusivamente al personal autorizado.
  • Facilidad en el cumplimiento normativo. Gracias a la automatización de los procesos de salud mediante bots, es posible reducir errores y simplificar el cumplimiento normativo en un sector tan regulado como es el sanitario.
  • Digitalización de los documentos. La digitalización de las historias clínicas y la captura inteligente de datos aplicando tecnologías RPA y de Inteligencia Artificial permiten un mejor y más rápido acceso a la información.
  • Una de las grandes ventajas de la automatización de los procesos de salud es que los bots RPA generan registros de eventos de cada paso realizado durante dichos procesos, lo que en el futuro permite una auditoría completa y garantiza la visibilidad ante eventuales incidencias. Además, la digitalización de esta información simplifica la posibilidad de contar con back-ups y centros de respaldo.

automatización en el sector de la salud

Dónde aplicar RPA en el sector salud

  • Registro y sincronización de datos de pacientes. El sector Salud trae aparejada consigo una enorme carga administrativa; solo en el caso de los pacientes incluye sus datos personales, historia clínica (con toda la documentación que ello implica), datos del seguro privado en caso de tenerlo… A esta información es preciso sumar la propia del centro y su personal, así como la relacionada con los proveedores, por lo que tecnologías como la captura inteligente de documentos, el procesamiento de lenguaje natural (NLP por sus siglas en inglés) o el reconocimiento de voz para la elaboración de informes médicos se han convertido en esenciales para ganar eficiencia en la gestión.
  • Programación de citas. Gestionar las citas con los pacientes es una de las tareas que más tiempo absorbe al personal, a pesar de que se trata de una acción muy mecánica. Aplicando tecnología RPA la asignación de día, hora y médico a cada paciente se realiza de manera desatendida, siendo incluso posible programar recordatorios para mantener la agenda lo más actualizada posible y, en caso de que un paciente cancele a última hora, poder rellenar ese espacio.
  • Comunicaciones con pacientes. Además de la gestión de citas y los recordatorios de las mismas, la automatización de los procesos de salud mejora notablemente la comunicación con los pacientes, pudiendo enviar automáticamente encuestas de satisfacción, recordatorios de medicación, chequeos, etc.
  • Análisis de datos médicos. La gestión de la información de carácter estrictamente médico también es posible automatizarla a través de flujos y bots RPA adecuadamente desarrollados. Desde que se introducen, por ejemplo, los datos de triaje, el caso de paciente es derivado al área correspondiente, quedando una trazabilidad de todo su paso por el centro. El grado de automatización es tal que pueden configurarse alertas para que anticipen cualquier incidencia en caso de reiteraciones de trastornos, comportamientos anómalos ante medicación, etc.

automatización en el sector de la salud

  • Procesamiento financiero. Especialmente en los casos de sanidad privada, la automatización de los procesos de salud aporta una enorme agilidad en materia de facturación. Los bots de software programados realizan automáticamente la gestión de las facturas y los cobros, cruzando la información con cada sociedad y seguro médicos. Estrechamente relacionado con ello, toda la gestión del inventario hospitalario también es posible optimizarlo mediante tecnología RPA.
  • Gestión de reclamaciones. Gracias a la automatización de las reclamaciones, ya sea de proveedores como de pacientes, los agentes específicos que manejan cada una de ellas son notificados puntualmente y pueden extraer toda la información requerida en tiempo real, viendo de un golpe de vista cualquier excepción o particularidad que sea necesario aplicar. Además, la posibilidad de errores humanos se minimiza al tiempo que se detectan mejor los intentos de fraude a seguros.
  • Gestión de personal. Como cualquier otra empresa, el personal de un centro sanitario también ha de ser gestionado, desde su llegada y on-boarding, a sus nóminas, gestión de turnos y guardias, vacaciones, etc. La administración de buena parte de estas tareas puede ganar agilidad mediante la definición de flujos de procesos automatizados.
  • Generación de reportes de datos. El volumen de información que se genera en el sector salud es ingente y, además, de toda naturaleza (médicos, administrativos, pacientes, enfermedades, proveedores…). Gracias al avance en los procesos de transformación digital, se reduce drásticamente la dependencia del papel, dado que todos estos datos se encuentran accesibles desde cualquier lugar y es posible generar informes y cuadros de mando de manera automática para tomar las mejores decisiones en el momento más oportuno.

Por qué Adea

El sector Salud es uno en los que Adea lleva más años trabajando, sabiendo aprovechar las nuevas fuentes de datos para innovar flujos de trabajo. La automatización que realiza de los procesos de salud contribuye a una mejor gestión y acceso de la información de los pacientes, que redunda en una mejora asistencial.

Cualquier documento, ya sean expedientes de pacientes, consultas, pruebas diagnósticas o informes médicos, y sus correspondientes procesos asociados, pueden ser digitalizados y automatizados para no solo blindar su seguridad sino, además, disfrutar de una agilidad que dispara la eficiencia y la calidad del servicio.

Artículos relacionados

CONSULTA A UN EXPERTO